El Estado es responsable en la creación del paramilitarismo: Comisión de la Verdad



De manera extrajudicial y en el volumen sobre violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH), del Informe Final de la Comisión de la Verdad, la entidad estableció algunas responsabilidades que el Estado cometió durante el conflicto armado.


Lea también: Duque, el gran ausente en entrega de informe de Comisión de la Verdad


“Esclarecer las responsabilidades en el conflicto ha sido un ejercicio al que la Comisión ha dedicado atención, con el ánimo de escuchar las verdades que no se conocen sobre quiénes han sido los grupos o partícipes de las violaciones de derechos humanos e infracciones al DIH cometidas durante el conflicto armado”, dice la Comisión dentro del documento.


Dentro de las responsabilidades del Estado, la Comisión encontró, por ejemplo, que el Estado fue responsable por las violaciones de derechos humanos e infracciones del DIH que se cometieron como resultado de la actuación de las Fuerzas Militares, de la Policía Nacional y del DAS, al igual que por las acciones cometidas por el Gobierno e instituciones no armadas de las distintas ramas del poder público que facilitaron la comisión de estas violaciones e infracciones.


Por otro lado, la Comisión encontró una responsabilidad directa del Estado por el surgimiento y la actuación del paramilitarismo, que tiene su origen en políticas gubernamentales adoptadas por los gobiernos de turno, e implementadas principalmente por las Fuerzas Armadas y de seguridad orientadas a eliminar el llamado “enemigo interno”.


Lea también: Comisión de la Verdad recibe informe sobre empresas y paramilitarismo


La Comisión también encontró que existe una responsabilidad en el Estado en la adopción de otras políticas que afectaron derechos humanos de comunidades enteras; como por ejemplo, el impulso de la erradicación forzada y las fumigaciones aéreas con glifosato de cultivos de uso ilícito, a pesar de los conocidos impactos y afectaciones que ello causó en las poblaciones y en el ambiente. COLPRENSA