Combinación de vacunas contra COVID-19 podría lograr inmunidad



El estudio CombivacS, que evalúa una pauta de vacunación combinada contra el SARS-CoV-2 usando una segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNtech (Comirnaty) en personas menores de 60 años que han recibido una primera dosis de AstraZeneca (Vaxzevria), ya tiene los primeros resultados de inmunidad celular.


Los datos, publicados en un artículo ‘preprint’ (no revisado) en The Lancet, apuntan hacia una mayor respuesta inmunitaria frente al virus, que se suma a la ya observada gracias a la generación de anticuerpos o inmunidad humoral.


Lea también: Resultados alentadores de vacunas COVID-19 en adolescentes


El sistema inmunitario reacciona frente a las vacunas con dos formas de defensa. La primera se denomina inmunidad humoral y consiste en la generación de anticuerpos por parte de células inmunitarias llamadas linfocitos B, que bloquean al virus antes de que realice la infección.


La segunda es la inmunidad celular, que se produce gracias a la activación de linfocitos T, otro tipo de células inmunitarias que adquieren la capacidad de destruir las células ya infectadas. La generación de anticuerpos es el principal objetivo de una vacuna, pero sumar también inmunidad celular es muy importante para reforzar la respuesta inmunitaria y mejorar la protección frente al virus.


Así, las primeras cifras de CombivacS demuestran por primera vez que una pauta de vacunación heteróloga (la basada en la combinación de diferentes vacunas) induce una respuesta potente tanto humoral como celular frente a la covid-19, unos datos que, si se confirman en el tiempo, pueden facilitar el diseño de pautas futuras de vacunación basadas en la combinación de estas.


Los expertos señalan que la inmunidad celular no solo se potencia tras la segunda dosis de una vacuna de ARN mensajero en personas que previamente habían recibido una vacuna adenoviral, sino que, atendiendo a los datos publicados por otras investigaciones, podría ser mayor que la que se observa en pautas de vacunación basadas en dos dosis de una misma vacuna.


Mayor producción de IFN-gamma


Según explica Jordi Cano, investigador del Centro Nacional de Microbiología (CNM-ISCIII), los resultados revelan que la producción de interferón gamma (IFN-gamma, una proteína producida por los linfocitos T que ayuda a desencadenar la respuesta inmunitaria celular) es significativamente mayor en el grupo de personas vacunadas con la segunda dosis de Pfizer en comparación con el grupo control, que solo cuenta con la primera dosis de AstraZeneca.


Lea también: Rusia registra vacuna Sputnik V ´light´, de una sola dosis


Además, aunque las comparaciones con otros estudios son complejas debido a factores como el tamaño de la muestra, los brazos de estudio y el tiempo de investigación, este aumento de la inmunidad celular tras la segunda dosis de una vacuna de ARN mensajero parece mucho mayor que la observada en ensayos previos basados en dos dosis de la misma.


Los datos de CombivacS concluyen que, mientras que la respuesta celular frente al SARS-CoV-2 no varía después de la vacunación homóloga con dos dosis de AstraZeneca, la vacunación heteróloga con una dosis de esta y una segunda de Pfizer induce un aumento cuatro veces superior en la producción de IFN-gamma. SINC