top of page

¿Cómo funcionan los equipos de resonancia magnética?



La resonancia magnética aprovecha las propiedades de los núcleos atómicos para crear imágenes detalladas del cuerpo humano. En el corazón de este proceso se encuentra el fenómeno de la resonancia magnética nuclear (RMN), que fue descubierto por Felix Bloch y Edward Purcell en la década de 1940, un hallazgo que les valió el Premio Nobel de Física en 1952.


En términos simples, la RMN implica la interacción entre los núcleos atómicos y un campo magnético potente. Cuando se coloca un paciente dentro del campo magnético de un escáner de resonancia magnética, los núcleos atómicos de los átomos de hidrógeno en el cuerpo se alinean con este campo. Luego, se aplican pulsos de radiofrecuencia que alteran temporalmente esta alineación. Cuando se detienen estos pulsos, los núcleos vuelven a su alineación original y emiten energía en forma de señales de radio detectables por el escáner.

La Danza de los Campos Magnéticos


La clave para generar imágenes detalladas radica en la capacidad del sistema para crear gradientes precisos de campo magnético. Estos gradientes se utilizan para codificar la información espacial, lo que permite al sistema distinguir entre diferentes ubicaciones dentro del cuerpo y generar imágenes en tres dimensiones con una resolución extraordinaria.


Además del campo magnético principal, los escáneres de RM también utilizan bobinas de gradiente y de radiofrecuencia para generar campos magnéticos variables y pulsos de radiofrecuencia, respectivamente. Estos componentes trabajan en armonía para excitar y detectar las señales de RMN, creando así imágenes detalladas de los tejidos y órganos del cuerpo humano.


Innovaciones Recientes y Futuras


A lo largo de los años, la resonancia magnética ha experimentado avances significativos que han mejorado su precisión y versatilidad. Desde la introducción de secuencias de imágenes especializadas hasta el desarrollo de técnicas de imagenología funcional, la RM continúa evolucionando para abordar una variedad cada vez mayor de aplicaciones clínicas.



Además, la investigación en curso está explorando nuevas formas de mejorar la velocidad y la eficiencia de la resonancia magnética, lo que podría reducir los tiempos de escaneo y hacer que esta tecnología sea aún más accesible para un mayor número de pacientes. NCYT

Commentaires


bottom of page