top of page

Banco Mundial eleva proyección de crecimiento para Colombia en 2023



La economía mundial enfrenta desafíos significativos, según el último informe de perspectivas económicas mundiales publicado por el Banco Mundial. Las estimaciones de crecimiento global han sido revisadas a la baja, con una previsión de crecimiento de solo el 2,1% para este año, en comparación con el 3,1% estimado para 2022.


Estas proyecciones reflejan las coyunturas financieras recientes, como el aumento constante de las tasas de interés, que ha generado "estrés financiero" especialmente en las economías emergentes y en desarrollo. En estas economías, las proyecciones de crecimiento son ahora menos de la mitad de las registradas hace un año. Ante este panorama, el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, subrayó la importancia de tener en cuenta que las previsiones de crecimiento no son definitivas y que se necesita un esfuerzo conjunto para cambiar el rumbo.



Sin embargo, hay un rayo de optimismo para Colombia, ya que las previsiones de crecimiento han aumentado del 1,1% al 1,7%, en comparación con lo estimado en abril.


En cuanto a las economías avanzadas, se espera una desaceleración del crecimiento del 2,6% en 2022 al 0,7% este año, y se prevé que se mantenga débil en 2024. La economía estadounidense, por ejemplo, se desacelerará del 1,1% en 2023 al 0,8% en 2024, principalmente debido al impacto persistente del aumento significativo de las tasas de interés en el último año y medio.


En la Eurozona, se pronostica una desaceleración del crecimiento al 0,4% en 2023, en comparación con el 3,5% registrado en 2022. Esto se atribuye al efecto retardado de la política monetaria restrictiva y al aumento de los precios de la energía. En el caso de las economías emergentes y en desarrollo, como China, se espera que el crecimiento se desacelere al 2,9% este año, en comparación con el 4,1% del año pasado, debido a las reducciones generalizadas en las proyecciones de crecimiento.



Indermit Gill, economista jefe y vicepresidente sénior del Grupo del Banco Mundial, advirtió sobre la precaria situación de la economía mundial. Destacó que el comercio crecerá a menos de un tercio de su ritmo previo a la pandemia en 2023 y que las presiones de la deuda están aumentando en las economías emergentes y en desarrollo debido a las altas tasas de interés. Además, las debilidades fiscales han llevado a muchos países de bajos ingresos a enfrentar una situación de sobreendeudamiento. Gill también señaló que las necesidades de financiación para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible son mucho mayores de lo que se proyecta para la inversión privada.


El informe también resalta los desafíos en materia de política fiscal que han surgido debido al aumento de las tasas de interés, lo que ha generado efectos financieros adversos en las economías emergentes y en desarrollo, incluyendo una mayor probabilidad de crisis financiera.

Σχόλια


bottom of page