top of page

Análisis del empate de Junior ante Águilas Doradas



Junior de Barranquilla volvió a ser ese equipo que le pesa completamente salir del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Su fortín sin duda alguna es de jugar en condición de local, y no como visitante. No es para nada nuevo que se le complique visitar las distintas plazas del Fútbol Profesional Colombiano, y no importa que tenga a las figuras que tiene en su plantilla.


Los barranquilleros debutaron en el certamen con una derrota en condición de visitante ante Patriotas. Tunja, una plaza para nada favorable. Contra La Equidad en Bogotá, igualaron sin goles y frente a Águilas Doradas en Rionegro, tampoco pasaron de la paridad a un tanto. Es uno distinto cuando sale del Metropolitano Roberto Meléndez, y otro cuando juega en casa.



Para este compromiso, Juan Cruz Real salió con un equipo muy distinto al que ha venido mostrando. Volvió a incluir a Carlos Esparragoza en su nómina titular, y, además, saltó con Iván Rossi que recibió su primera titularidad. Puso nuevamente la línea de tres en defensa con dos laterales bien abiertos como extremos, un Gabriel Fuentes como volante de marca, y hasta de armado que poco pesó y un Fernando Uribe muy solo en el ataque. En el complemento, restructuró su equipo.


Iván Rossi no pesó: esa claridad que había mostrado el argentino en los primeros partidos que sumó minutos viniendo como suplente se esfumaron en su primera titularidad. Estuvo muy alejado de ese tridente en el mediocampo que alineó Juan Cruz Real al lado de Carlos Esparragoza y Gabriel Fuentes. Fue el que le tocó sacrificarse más defendiendo, apareció en la toma del gol de Marco Pérez y no estuvo certero en pases ni en rechaces. Muestra que todavía no se ha podido adaptar.


Gabriel Fuentes de volante: así como Iván Rossi, Gabriel lució desconcentrado en esa medular. Pases imprecisos que no llegaban a su destino y además, lejos de enlazarse con los defensas que estuvieron muy sacrificados en esa línea de tres. El mediocampo, y la zaga defensiva fue muy permeable y de fácil tránsito para los atacantes.


Dos extremos improvisados: los extremos tuvieron poca incidencia en la marca, y fue un festival la banda por donde atacó en incesantes oportunidades Joel Contreras, una de las figuras por el costado derecho para centrar y buscar a Marco Pérez. Tampoco pesaron ni Edwin Velasco ni Fabián Viáfara.


Impacto Carlos Bacca: como ha sido la costumbre, la flamante contratación que Juan Cruz Real no se ha atrevido todavía para alinear como titular demuestra su valía y su importancia. Una vez ingresó por Edwin Velasco, era un cambio inicialmente para reestructurar. Gabriel Fuentes volvió a pasar a la banda izquierda, y fue una variante sumamente ofensiva. Con poco en cancha, mostró destellos, e igualó con un enganche en el área y un remate al palo más lejano. El delantero sigue siendo la pieza más importante sin duda alguna.



Le tocó restructurar: cuando entró Carlos Bacca por Edwin Velasco pasó a Gabriel Fuentes como lateral izquierdo, posición natural de Fuentes. Juan Cruz Real quiso guardar jugadores como Yesus Cabrera, Edwuin Cetré, Didier Moreno, Bacca y Daniel Giraldo. Por coincidencia, esos fueron los cinco cambios. Mejoró rotundamente una vez realizó esas variantes.


Sebastián Viera salvador: en su partido 602, el uruguayo volvió a ser ese guardián influyente y fundamental para que su arco no recibiera más goles en contra. Le atajó un remate a Joel Contreras, dos a Marco Pérez antes del empate de Junior, uno d ellos con una tremenda reacción cuando el chocoano definió de taco. Vital para Juan Cruz Real. FUTBOLRED

Commenti


bottom of page